Planifica tus Gastos

¿Que hacer si quiero controlar mis finanzas? Aprende como controlar tus gastos. Recolectar recibos y anotar los gastos, no es tan aburrido cómo crees.

Cuantos de nosotros hemos intentado anotar los gastos, sin obtener ningún resultado. La primera vez no sabía por donde empezar y rápido me di por vencido. El segundo intento fue mucho mejor.

Hoy te comparto mis observaciones y métodos para anotar los gastos. He creado esta guía para que no tengas excusas que te impiden empezar. ¡Necesitas saber tus gastos, si quieres manejar bien tu presupuesto!

Ahora te darás cuenta que no es tan difícil.

Por qué es importante anotar los gastos

¿Saber lo que he gastado, me ayudará a recuperar el dinero que ya no tengo?” ¡Por supuesto que no! Nadie te lo regresará, solo porque has escrito en papel lo que compraste. Sin embargo, al anotar tus gastos te aseguras que nadie va a robarte de tu futuro dinero. Voy a explicarte.

Si anotas los gastos, después de poco tiempo sabrás donde va tu dinero. También sabrás cuando dinero gastaste en cada categoría: en pagos de casa, ropa, comida, entretenimiento… Desde ahora, siempre puedes revisar en que has gastado tanto.

Bueno, pero ¿cómo esto me ayudará a gastar menos?

Seamos realistas, no te vuelves rico solo por anotar tus gastos cada día. Sin embargo, al anotarlos y después analizarlos puedes planear los gastos de próximo mes – esto es a lo que llamamos, tener control de las finanzas.

Anotar los gastos es una parte fundamental del presupuesto familiar.

No puedes hacer un buen presupuesto sin anotar los gastos, porque sin hacerlo no serás capaz de planear bien tus gastos en el futuro.

Aquí los tienes, 3 grandes beneficios que conlleva el registro de tus gastos:

  • Entenderás tus hábitos financieros y serás capaz de tomar más informadas (mejores) decisiones de compra.
  • Conocerás los precios, y despertaras tu sensibilidad a ellos. Con la información de tus gastos, serás capaz de comparar los precios de productos y finalmente pagar menos.
  • Serás capaz de planificar tus futuros gastos y tomar el control de tus finanzas.

No quiero anotar los gastos

Pero que pasa si no quiero. ¿Cuando, no necesito anotar los gastos?

Si tu situación financiera es muy buena, sientes que tienes todo el control, sabes donde va tu dinero, no tienes deudas y tampoco problema con gastar “demasiado”, entonces no necesitas anotar tus gastos. Tampoco necesitas un presupuesto familiar.

Sin embargo si estás aquí, probablemente buscas mejorarte y el presupuesto es la herramienta número uno, para ayudarte lograr tus metas financieras.

¡Vamos, por los mejores métodos de anotar!

Recolectamos los recibos

Es el primer y más importante paso. Debes recoger no sólo algunos, sino todos los recibos que obtienes.

Recolectar los recibos debe convertirse en el hábito de toda tu familia. Sino estas trabajando en equipo con tu pareja, en poco tiempo te desanimaras por no ver los resultados. De todos modos, es para el bien de toda la familia.

Si vives solo, sera aún más fácil ponerlo en práctica.

Tu objetivo es recolectar todos los recibos, incluso estos muy pequeños. ¿Has gastado solamente $1 en la tienda? Toma el recibo. A veces esto parecerá ridículo; pero, sinceramente ¿siempre recuerdas que y por cuánto has comprado las cosas? Los gastos pequeños son los que rápidamente olvidamos, pero también son importantes para nuestro presupuesto.

¿Qué hacer si el vendedor no me da un recibo?

Si estas haciendo compras y al momento de pagar el vendedor no te ofrece un recibo, no tengas miedo de pedirlo. Si lo solicitas amablemente, lo obtendrás en casi cualquier lugar. Incluso si no hay una caja registradora, muchos vendedores escriben recibos a mano.

Compro en el mercado y no obtengo un recibo

Tampoco obtengo recibos en bazares. Debes estar preparado para este tipo de situaciones. ¿Qué hacer?

Puedes llevar contigo un lápiz y papel, donde inmediatamente después de la compra, escribes: la fecha, que compraste y por cuanto. Es simple y eficaz.
Otra opción: si llevas contigo un celular, haz una nota de tu compra. Personalmente hago uso de programa Evernote, pero puedes usar cualquiera programa de notas.

La regla: si no has recibido un recibo, anota tus gastos para no olvidarlos.

¿Con qué frecuencia anotar los gastos?

Este es el punto donde surgen muchas dudas.

En mi caso, lo que mejor me funciona, es anotar los gasto diariamente. Al final del día me siento a la computadora, tomo a mano todos los recibos del día y distribuyo mis gastos entre las categorías de mi presupuesto. Hago uso del Presupuesto en Excel. Todo el proceso me toma 5-10 minutos.

Si lo haces por la primera vez, es normal que tardarás un poco más. No te preocupes, cada día te será más fácil y rápido hacerlo. Tienes que ser sistemático, y después de unas semanas, anotar los gastos se convierte en uno de tus hábitos.

Un consejo más: debes ser responsable con tus anotaciones y establecer el tiempo exacto para hacerlo. Por ejemplo, 9 pm cada día. Piensa de ello como entrar a “reunión con mis finanzas”.

¿Dónde escribir mis gastos?

Aquí tenemos una gran cantidad de opciones. En general podemos distinguir 3 lugares:

  • pedazo de papel
  • programa o una aplicación
  • archivo de Excel.

El método más antiguo de anotar los gastos es hacerlo usando lápiz y papel. Es todavía una buena forma, pero consume mucho tiempo, especialmente si tienes muchos gastos y te gustaría categorizarlos.

Afortunadamente, existen muchas aplicaciones disponibles que facilitan llevar un registro de los gastos y también manejar un presupuesto familiar. Estos programas te permiten categorizar los gastos, cuentan automáticamente los saldos, crean informes detallados, gráficos, etc. Todo para que puedes analizar fácilmente tus datos.